Productos

Deposito Metalico

La puesta en obra de los depósitos resulta rápida y de bajo coste. No solo por su rapidez de ejecución, sino por la casi ausencia de obras auxiliares. El movimiento de tierra consiste en una nivelación y compactación del terreno que servirá como soporte del depósito y apertura de las zanjas de cimentación perimetral y de los tubos de salida de fondo.

CIMENTACIÓN

La cimentación para un depósito consiste en la construcción de un zuncho de hormigón armado en el perímetro del depósito de pequeñas dimensiones y rápida ejecución. Dicho anillo de hormigón armado sirve como soporte a las paredes del depósito. Quedando en la parte central material compactado sin necesidad de ejecutar una solera completa de hormigón en toda la base.

MONTAJE DEPÓSITO

El montaje del depósito es muy rápido debido a que las operaciones in situ son mínimas, estando todos los componentes del depósito prefabricados para ser solamente atornillados en obra. Esto reduce mucho los costes de montaje. Una vez terminado el zuncho perimetral se monta y une al mismo el primer anillo de chapa, para posteriormente, proseguir con el resto de los anillos y colocar finalmente la cubierta y el suelo de láminas impermeabilizante que queda atornillado al depósito .

MONTAJE CUBIERTA

Una vez montado el depósito se sueldan los pilares en las placas previstas y se suben las vigas y correas. Dichas vigas y correas van unidas al depósito mediante piezas de diseño especial que hacen que no se trasmita esfuerzo de la cubierta al depósito distinto de los previstos. Finalmente se colocan las chapas de la cubierta, la puerta de acceso y el remate perimetral que tapa los orificios de ventilación, evitando así el acceso de animales o suciedad al depósito pero a la vez permite la ventilación de este. La cubierta no posee apoyos dentro del depósito evitando la corrosión de la estructura.

 

BALSA 1

linea_divisoria

Solicite presupuesto sin compromiso.

go-back-icon